*Belleza corporal*

Tips

Cómo controlar realmente tus antojos de comida

Regístrate ahora y recibe un 10% de descuento en tu primera compra

Tenemos todos esos momentos en los que de repente nos asalta un antojo de comida. Comienza a querer algo salado o dulce y recorre la cocina en busca de cualquier cosa que satisfaga tus necesidades. Estos deseos parecen venir de la nada. Los detenemos mucho más a menudo de lo que nos gustaría admitir. Desafortunadamente, esos molestos antojos pueden conducir a comer en exceso y otros problemas. Entonces, ¿cómo se frena todo de una vez por todas? Aquí hay cinco consejos para ayudarte a superar tu próximo antojo…

Come menos, pero con más frecuencia

En general, comemos solo tres comidas al día. Pero apegarse al desayuno, el almuerzo y la cena a menudo nos deja con hambre de bocadillos. Y, la mayoría de las veces, cuando esos antojos se detienen repentinamente, nos encontramos con algo poco saludable. Controle esos antojos comiendo más frío.

Trate de comer seis comidas más pequeñas durante el día en su lugar. Al comer con menos frecuencia, se mantendrá saludable durante todo el día. Será aún más probable que elija mejores alimentos cuando lo haga, en lugar de simplemente comer lo que esté cerca.

Cambia la mala comida por la buena

Cuando necesite algo para comer, tome la decisión consciente de elegir la opción más saludable. Parece tan obvio, pero a veces no es una decisión fácil de tomar cuando anhelamos estos dulces dulces. Omita los refrigerios azucarados y grasos y elija frutas en su lugar.

Toma un poco de goma

¿Sientes que nos hemos ‘quedado sin gasolina’ emocionalmente? ¡Mastica un trozo de goma! Puede ser demasiado simple para trabajar, pero en realidad. Estudios han demostrado que la goma de mascar puede reducir los antojos de comida. Lleva contigo un chicle sin azúcar y consíguelo cuando necesites combatir esos antojos a media mañana o media tarde.

¿Por qué tienes hambre?

La próxima vez que se detengan los antojos, deténgase antes de comenzar a comer algo. Pregúntese, «¿Tengo realmente hambre?» Aprende la diferencia entre los antojos fisiológicos y los antojos psicológicos. Un antojo fisiológico es cuando tienes hambre porque tu cuerpo necesita nutrientes. Sin embargo, un craving psicológico es cuando sólo él piensa tienes hambre, pero tu cuerpo realmente no necesita la comida extra.

Si determina que tiene mucha hambre y necesita comer, busque un poco de relleno y nutritivo. Si te das cuenta de que no tienes hambre y que, en cambio, es solo un antojo, haz otra cosa para concentrarte en ello. No dejes de comer cuando no tengas hambre. Renunciar siempre puede llevar a comer en exceso, lo cual no es un hábito saludable.

Deshazte de la mala comida en tu hogar

No debería sorprender que si guardas comida chatarra en casa, será mucho más probable que la comas. La próxima vez que vaya de compras, no llene su carrito con papas fritas, galletas u otros dulces poco saludables. Lleva una selección de alimentos nutritivos para tener en casa. Cuando elimines la comida chatarra de tu hogar, no podrás ceder tan fácilmente a tus tentaciones.

Si trabaja en una oficina y se encuentra comiendo todo lo que puede tener a su alcance durante el día, empaque mejores opciones. ¡La fruta, el yogur y la granola son excelentes refrigerios que también te darán un impulso de energía! Aquí hay una gran lista de refrigerios de 100 calorías para ayudarlo a controlar su apetito.

Deja un comentario

error: Content is protected !!